Es bueno o malo decir vendo casa capitalista en Cuba

Muchas personas en Cuba promocionan la venta de su casa comunicando "vendo casa capitalista". Las personas al utilizar esta terminología se refieren a que su inmueble en venta ha sido construido en época capitalista de la historia de Cuba, es decir antes de 1959. Este aspecto de la casa es puntualizado ya que significa que al estar construida antes de 1959 su calidad constructiva es mayor y su durabilidad es más alta. Sin embargo, ¿es bueno o malo promocionar su casa en venta como "capitalista" o sea, construida antes de 1959?.

Antes de 1959 en Cuba se construía  generalmente siguiendo estrictos aspectos de calidad. Los operarios tenían grandes habilidades y  poseían gran experiencia, además existían materiales de primera calidad. Estos aspectos, ligado al talento de muchos arquitectos, permitió que las mayoría de las casas construidas en esta época  poseen excelentes valores estéticos, formales y espaciales.

Paralelo a este aspecto debemos remitirnos a la edad útil de una casa. Según la bibliografía consultada, la vida útil de una vivienda ronda entre los 60 y 80 años. Cuando la construcción pasa de esta edad, es recomendable demolerla a menos que posea valores arquitectónicos e históricos que amerite su conservación.

Otro aspecto a agregar es que el valor de una casa está conformado por los costos de la etapa inicial de construcción más los costos de la etapa de explotación de la misma. Entre los costos de la etapa de explotación se encuentran los mantenimientos y reparaciones periódicas.

Aunque una vivienda sea rehabilitada o reparada constantemente, existen elementos ocultos de la construcción que también se deterioran y no pueden ser reparados, como las cimentaciones, elementos estructurales, empotramientos eléctricos, sanitarios, hidráulicos, ect, los cuales pueden fallar debido a fenómenos meteorológicos  o de otra índole. Es decir, aunque una vivienda con 60-80 años o más tengan buen estado de mantenimiento y conservación por la aplicación frecuente de ciclos de reparación y restauración, siempre tiene elementos constructivos, generalmente estructurales que han llegado al límite de su vida útil. Y seguir aplicando procesos de reparación es seguir aumentando el costo de del inmueble y por tanto, hipotecar el futuro de las próximas generaciones. Entonces es más económico demoler o deconstruir una casa que llegó al fin de su vida útil, que seguir aplicando procesos de rehabilitación que no le devolverán completamente estado inicial a la vivienda y seguirán representando gastos económicos.

Según el método Ross - Heidecke, ampliamente utilizado por Asociación Panamericana de Tasación una vivienda con estado de conservación "Normal" y más de 70 años de edad, está depreciada en un 83% por los elementos antes expuestos.

Entonces hoy estamos a 61 años de 1959, por tanto todas las casas construidas antes de esa fecha, a pesar de su estado de conservación, tienen como variable negativa su edad de construcción.

Entonces, promocionar una vivienda diciendo que la misma fue construida antes de 1959 no significa exclusivamente que su inmueble es una buena oferta o una buena opción. Sin embargo, la casa puede tener otros aspectos positivos que ayudarán a distinguirla entre otras opciones, como las visuales, la privacidad, el estado de conservación, las dimensiones, la zona donde está ubicada, ect.